miércoles, 3 de febrero de 2016

Vuela

Cuando sientas que no puedes avanzar. Cuando tus pies estén desgarrados. Cuando las esperanzas se estén difuminando. Cuando estés agachado y no puedas observar hacia el frente... ¡Vuela! Vuela tan alto que puedas despegar tus pies del cemento. Donde puedas toparte con las nubes, y un cielo colorido.
Tu mirada en alto. Renace, libera tu alma.